Una mirada dentro de la Ecoaldea Ixixtlán

Sobre las faldas del volcán Popocatépetl, a 6 kms de Atlixco de las flores en Puebla, se encuentra un templo consagrado al arte y a la educación ecológica donde la magia de la naturaleza nos muestra su belleza: Ixixtlán es un centro de sanación y de retiro donde el arte y los temas eco-holísticos se fusionan para fines terapéuticos y educacionales, es un complejo de cabañas que cumplen diferentes funciones, construido con materiales sustentables e inspirado en la geometría sagrada.

A lo largo de todas las áreas verdes se encuentran altares dedicados a la madre Tierra, a la luna o a la mujer, el sitio es en sí un monumento a la fertilidad en toda la extensión del concepto, fue creado por Kumara Inti hace 7 años cuando emigró de la ciudad al campo para acercarse a la tierra y llevar una vida más acorde a su cosmovisión. Ixixtlán es un arquetipo de congruencia ecológico-espiritual donde se cree firmemente en la sanación a través del arte y la naturaleza, ahí se imparten talleres, cursos, retiros, charlas y simposios que fomentan esta filosofía de vida.

En Ixixtlán también viven Kumara y Divina, su hija menor (quien hace honor a su nombre), y es el espacio donde practican sus artes como la danza y la música, así como la herbolaria, ya que la relación que tiene Kumara con las plantas y sus conocimientos sobre el tema son excepcionales, los germinados y cigarros de flores fumables como árnica, toronjil, orquídea, jazmín o moringa que produce en la ecoaldea son un éxito en los mercados orgánicos locales, así como las frutas y verduras de su hortaliza diseñada en forma de espiral.

Es imprescindible el fomento de este tipo de sitios, el conocimiento que se comparte aquí es lo que necesita urgente la tierra y nosotros mismos para evolucionar como humanidad. Ixixtlán por desgracia se encuentra ante una seria amenaza: el Gasoducto Morelos que servirá para surtir de energía al sector industrial de la zona y que atravesará 24 municipios de los Estados de Tlaxcala, Puebla y Morelos pasará a escasos metros de la ecoaldea de donde ya se ven las gigantes maquinarias arrancando la tierra, destruyendo árboles y agitando abruptamente la tranquilidad del entorno, un terror pero el peligro real no radica ahí sino en lo que implica atravesar un gasoducto en una zona de riesgo volcánico donde algún escurrimiento de lava o nube de gases calientes podría desatar una tragedia de magnitudes catastróficas.

La lucha por el gasoducto lleva meses, incluso hay campesinos encarcelados y la justicia en algunos municipios ha detenido el proyecto pero el gobierno federal junto con la comisión federal de electricidad no parecen dar signos de cancelarlo y han mandado al ejercito para apoyar las obras claramente peligrosas y antiecológicas. A los que nos preocupan estos temas no nos queda más que hacer un llamado para unirnos al frente de defensa ya sea participando activamente o investigando y difundiendo información en los medios o redes para despertar conciencia y detener este tipo de proyectos tan inoportunos que afectan la armonía con la que viven no sólo Kumara y Divina, sino miles de personas más.



Por: Jaime Romay

17
Oct
Rancho Uha
-
San Luis de la Paz, Gto.

17
Oct
Col. El Retoño,CDMéx

17
Oct
Amatlán de Quetzalcóatl, Mor.

17
Oct
San Padro Pochutla, Oax.

17
Oct
Granja Ecologíca Tlicuilli

17
Oct
Rancho Úha
-
San Luis de la Paz, Gto.

17
Oct
Aula Magna, Facultad de Filosofía y Letras, UNAM
-
Coyoacán, CDMéx.

18
Oct
Jadineras de Lerdo y Mosqueta
-
Col. Guerrero, CDMéx

18
Oct
Sapana
-
Naucalpan, Edo. Méx.

19
Oct
Universidad Obrera de México
-
Centro Histórico, CDMéx

20
Oct
Granja Tequio
-
Atlixco, Puebla

20
Oct
Casa Naomin
-
Guanajuato

21
Oct
Texcoco de Mora, Edo. de Méx.