Descubre la permacultura

Como salir del capitalismo de una manera no violenta

Hoy día estamos viendo el aumento en el precio de la gasolina, los alimentos, la ropa, el agua, y la luz, debido al alza en el costo del barril de petróleo. Además, el alto costo de transportación, la contaminación y la pérdida de plantaciones de arroz, maíz y trigo, han contribuido a que países productores de alimentos hayan decidido limitar la exportación de los mismos a otros países. Esto nos afecta directamente, ya que en Puerto Rico importamos un 80% de lo que consumimos.

El aumento en el costo y la disponibilidad de los alimentos es un peligro grave y real. Esta situación está produciendo un fenómeno global que se puede convertir en la crisis alimentaria más grande que haya experimentado nuestra civilización. Más que discutir el desarrollo de esta situación, debemos preguntarnos: ¿qué podemos hacer para protegernos ante esta crisis?, ¿cómo puedo ayudar a mi familia a prepararse?, ¿qué puedo hacer para ayudar a nuestro país y al mundo?

Es urgente que almacenemos alimentos, ya que llegará el momento en que tal vez tengas el dinero disponible, pero no puedas comprar tu alimento.

¿Qué alternativas tenemos ante esta situación?

Primero: la agricultura comercial

Se ha demostrado que, por cada caloría de alimento producido por medio de la agricultura comercial convencional, se requieren 10 calorías de energía, ya que ésta se basa en el uso de maquinaria movida por combustible fósil.

Esto solamente, sin mencionar el deterioro del suelo, la contaminación del agua y el calentamiento global, hace que esta agricultura esté próxima a desaparecer.

Segundo: la agricultura orgánica

Ésta comenzó a tomar fuerza en los años 70. Fomenta enriquecer los suelos, utilizando composta y otros productos orgánicos y el abandono de los abonos químicos y de los pesticidas.

Sin embargo, es una imitación de la agricultura comercial, ya que todo lo que hace es sustituir las prácticas utilizadas en la agricultura comercial por prácticas orgánicas. Sustituye el abono químico por la composta, los pesticidas químicos por pesticidas biológicos, los herbicidas por herbicidas orgánicos o biológicos.

Sin embargo, muchos opinan que esta agricultura no es costo-efectiva, ya que los procesos de compostaje y el alto costo de todos los productos orgánicos de sustitución llevarán al agricultor a la quiebra. La agricultura orgánica también puede dañar el suelo con el uso del arado y de pesticidas orgánicos.

Tercero: la permacultura

Ésta evoca a la agricultura natural que utilizaban los incas en la Amazonía y otras muchas civilizaciones ancestrales, incluyendo a nuestros taínos. La permacultura renuncia al uso del arado, recurre a la agroforestería permacultural, a los abonos verdes y al control de los insectos por medio de la rotación de cultivos, plantas de acompañamiento, la observación y aplicación de los procesos ecológicos naturales basados en el diseño permacultural. Esta metodología es independiente del costo del petróleo. No daña los suelos, por el contrario, los enriquece cada año y se ha demostrado que su productividad es mayor que la de las prácticas anteriores.

En condiciones favorables a nivel micro, una familia que tenga una finca de una cuerda, puede desarrollarla permaculturalmente en un término de dos años. Esto implicaría que deberá guardar alimentos por dos años en lo que el terreno comienza a producir.

La permacultura ha logrado combinar técnicas ancestrales y modernas para ofrecerte soluciones sencillas que te pueden dirigir a una vida sustentable. Siembra un huerto, planta un árbol, almacena alimentos y vive en armonía con la naturaleza.
Alternativas de la permacultura en la ciudad:

¿Qué pueden hacer aquellas personas que no tienen nada de terreno y que dependen única y exclusivamente de los suministros comerciales de alimentos? Estas personas casi siempre viven en las zonas urbanas y en las grandes ciudades.

1. Acuacultura - Requiere poco espacio y su productividad es 10 veces más que la de la siembra en tierra. Con esta técnica se pueden desarrollar huertos verticales para aprovechar el lado sur de los edificios para la producción de alimentos. Con un estanque para peces de 100 galones de agua (3’ x 3’ x 3’) se puede producir vegetales en una cama de 4’ x 25’, que sería suficiente alimento para una familia de 4 personas para todo el año.

2. Huertos en los techos - Utilizando tiestos, neveras o cualquier envase colgante, puedes cultivar tus vegetales, frutas y hortalizas. También puedes colocar un sistema de acuaponía para producir lechugas, tomates, berros y pimientos.

3. Huertos en los balcones – Estos son lugares perfectos para tener un huerto en la ciudad. En un espacio limitado puedes sembrar lo necesario y obtener alimentos frescos todo el año.

Por: Max Pérez Padró

23
Feb
Gaia Cultiva Educación Ambental
-
Los Laureles, Tlayacapan, Mor.

23
Feb
Gaia Cultiva Educación Ambental
-
Los Laureles, Tlayacapan, Mor.

23
Feb
Centro Cultural Xitle
-
El Rosario, CDMéx.

23
Feb
Rancho Uha
-
San Luis de la Paz, Gto.

23
Feb
Col. El Retoño,CDMéx

23
Feb
El Colegio De La Frontera Nte
-
Coyoacán, CDMéx

23
Feb
Aula Magna AAM, Escuela Nacional de Estudios Superiores, UNAM Campus Morelia
-
Morelia, Michoacán

23
Feb
Tapalehui
-
Cuernavaca, Morelos

24
Feb
Suelo Feliz
-
Atotonilco El Alto, Jal.,

24
Feb
Centro de Educación Ambiental y Desarrollo Comunitario La Macadamia
-
Uruapan, Mich.

24
Feb
Rancho Totoapita
-
Huasca de Ocampo, Hgo

25
Feb
Huerto Tlatelolco
-
Tlatelolco, CDMéx