Desobediencia Civil: Cancelar masivamente cuentas bancarias

Con una cosa podemos empezar: Cancelar masivamente cuentas bancarias; son miles de millones de pesos que damos a nuestros verdugos para que nos sometan. Con ese dinero, organizados, estructurar, entre miles de personas, cadenas productivas que llegue desde el productor hasta el consumidor. Es el pueblo trabajador el que produce y es el mismo el que consume.

 

¡Quitemos de enmedio a los buitres y acaparadores nacionales y extranjeros que se interponen para sangrarnos!

Imagino que tú fuiste de los que promovió el "boicot" contra Soriana. Pero, ¿qué comes?, dime. No te engañes, tú y yo seguimos consumiendo en supermercados, comemos alimentos enlatados, pan Bimbo de trigo transgénico... chiles en lata, frijoles de bolsa, no es cierto? ¿Quien produce eso? NOSOTROS.

Así como nos parece una estupidez vender petróleo crudo para comprar gasolina, es una pend... estupidez vender nuestras materias primas y nuestro trabajo a precios miserables, para que buitres lo empaquen y nos lo vendan a precio inflado.

Comencemos por producir nuestro pan, leche, granos, directamente. Producir lo que consumimos, PARA NOSOTROS MISMOS. Su poder de la mafia que controla la cleptocracia mexicana está en el dinero. ES NUESTRO DINERO.

Por cantidad, son muchos menos que nosotros, con una pisada los eliminamos. Pero para empezar, debemos usar sus propias armas: el dinero, la publicidad, la libre empresa y el libre mercado. Por competencia les ganamos: porque los consumidores somos nosotros mismos.

Apliquemos la única estrategia que no falla para eliminar a las mafias: cortarles el flujo de capital. Ése capital es nuestra mejor arma. A ellos, que promueven la libre empresa, vamos a darles gusto: FORMAR NUESTRO PROPIO BANCO.

Economistas, administradores, publicistas y todo tipo de especialistas son necesarios, pero ¿acaso no son los mismos que salen de nuestras universidades en busca de un sueldo de hambre en una transnacional? Son los mismos desempleados que asisten a las marchas. Empecemos por asegurar nuestras fuentes de alimento. Ninguna sociedad alcanzó el grado de civilización sin antes haber resuelto sus necesidades alimentarias. Un pueblo hambriento es casi siempre ignorante. Y al hambriento ignorante y desempleado se le compra fácilmente con una torta y un refresco, eso lo sabemos bien. Si logramos resolver el problema alimentario, tendremos los medios, la organización y la experiencia para estructurar nuestro propio gobierno y mandar a la cárcel o a la horca a las ratas que hoy parecen invencibles.

 

image

 

 

Por: Jorge Helios

 

24
Abr
Salon Santa Anita en el Hotel MM
-
Puebla, Pue.

24
Abr
Rancho El Pardo
-
Tlaxco, Tlaxcala

24
Abr
Hoja de Pluma
-
San Ignacio, Nayarit

24
Abr
Centro Demostrativo de Permacultura El Pedregal
-
Oaxaca, Oax.

24
Abr
Rancho El Pardo
-
Huatusco, Veracruz

24
Abr
Tehuantepec, Oaxaca

24
Abr
Atrás del Casino de los Burócratas
-
Villa de Álvarez, Col.

24
Abr
Universidad Obrera de México "Vicente Lombardo Toledano"
-
Centro Histórico, CDMéx

24
Abr
Templo de la Diosa, casa NosAmo Colectivo
-
Playa del Carmen, Q.R.

24
Abr
La Salud Interior
-
Col. Nativitas, CDMéx

25
Abr
Universidad Obrera de México "Vicente Lombardo Toledano"
-
Centro Histórico, CDMéx

25
Abr
Calli Mapu
-
Barrio San Francisco, CDMéx

25
Abr
Casa de Cultura de Santa María la Ribera
-
Sta. Ma. La Ribera, CDMéx

25
Abr
Casa Gallina
-
Santa María La Ribera, CDMéx

26
Abr
La Salud Interior
-
Nativitas, CDMéx.

26
Abr
Universidad Obrera de México "Vicente Lombardo Toledano"
-
Centro Histórico, CDMéx

27
Abr
El Pueblito, Qro.