Del Homeschooling al Unschooling sin morir en el intento

Nuestros niños necesitan tiempo para descubrir sus intereses, necesitan espacio para encontrar lo que les apasiona, nos necesitan cerca para apoyarles y brindarles tantos recursos sean necesarios, por lo tanto, el unschooling no se trata de “dejarlos solos”, todo lo contrario, es acerca de estar presentes en todo momento, de estar atentos y compartir con ellos su día a día. Es tomar un rol activo en cada aspecto de sus vidas, es comprender que una aventura es la mejor forma de aprender.

Creo que “las preguntas” sobre unschooling son lo cotidiano para mi y siendo sincera, me encantan; jamás me ha molestado que alguien me pregunte por nuestro estilo de vida, lo que hacemos, cómo es que nuestros unschoolers aprenden, sobre la legalidad, sobre umbrella schools, en fin, miles de signos de interrogación acompañan mi día a día y lo disfruto mucho. De hecho, lo he dicho varias veces, me fascina la idea de responder, son un reto para mi, sobretodo cuando esas preguntas vienen en mal tono y de personas que no creen en la educación fuera de las escuelas. Me gusta su silencio al terminar mis respuestas, jamás me he encontrado con alguien que tenga un argumento lo suficientemente bueno respecto a la escolarización y creo que jamás lo haré, por cuanto la realidad es que el sistema educativo es pensado para todo menos para un desarrollo integral y equilibrado en nuestros niños.

Hoy daré voz a una de esas dudas, una de las más frecuentes. Pero, esta pregunta viene de quienes ya tomaron la decisión de salir del sistema, quienes con valentía y responsabilidad han optado por una educación comparable al valor de sus hijos, no a la educación raquítica y vacía que ofrecen las escuelas. Esa pregunta me encanta: ¿cómo pasar del homeschooling al unschooling? y como siempre te hablaré desde mi opinión y recuerda que siempre será sólo eso, una opinión que no pretende ser la verdad absoluta, nadie la tiene. Es un escrito que podrá servir de reflexión para ti, sin más que sólo eso.

Hablemos sobre las diferencias.

La mayoría de nosotros alguna vez ha escuchado sobre educación en casa o homeschooling. Simple, se refiere a eso tal cual sus tres palabras en español lo dicen educación en casa, o bien, escuela en casa. Es una reproducción fiel del sistema educativo, con un régimen de horarios estrictos o no tanto, un currículo que adquieren o siguen cierto programa por el que pagan en una escuela online. Los padres son los maestros, los hijos los alumnos. La casa es el salón de clases e incluso algunas veces tienen una habitación destinada para “las clases” y luce como cualquier aula; sus días son una rutina basada en eso que “necesitan” aprender, tienen organizado su día entre “materias” o “asignaturas; los padres, son quienes planean todo lo que los niños deben hacer para aprender. Algunos se dicen más flexibles, sus horarios no son rígidos, los currículos son comprados o bien elaborados por los padres, incluso hay quienes dicen seguir los intereses de los niños, sólo que se les permite de vez en cuando porque hay que cumplir con “lo que de verdad importa” y eso que “importa” está basado en lo que deben aprender para rendir cierto examen (en México por medio del INEA). Básicamente esto es el home-schooling, más o menos de lo que escribí, pero me quedo con estas líneas para describirlo. Lo he vivido, lo he visto, lo he escuchado, lo he leído, he conocido familias que lo hacen tal cual lo describí. No omití nada.

boy-358188_1280Ahora, sobre lo que amo y promuevo y sí, se notará muchísimo que a esto dedico mis días. Pero no te diré lo que es el unschooling, eso ya lo he escrito varias veces, te diré lo que NO ES el unschooling, de hecho, ya lo escribí en el párrafo anterior. El unschooling no es educación en casa, no es aprender con base en un currículo o inscribiendo a tus hijos en una escuela online, no es tomar el rol de maestro ni tus hijos el de alumnos, no es rutinario, no hay horarios, no hay imposiciones, no hay temas “que necesitan” aprender nuestros hijos, no hay grados, no hay nada parecido a la escuela, no existe rastro alguno del sistema educativo. Eso es lo que buscamos, queremos hijos libre pensadores, autodidactas, emprendedores, creativos, sin miedos ni inseguridades, fuertes y en control de sus emociones y perdón, pero todo esto que describo se aprende sólo si se les permite explorar el aprendizaje y encontrar el conocimientos a través de sus intereses, de su trabajo de investigación, de esas preguntas que surgen en el silencio, ahí cuando no saben qué hacer y van a decirte que “están aburridos”. Los unschoolers no viven un día igual al anterior, no saben de “materias” o “asignaturas”, ellos si aprenden, pero sólo aprenden lo que hace falta aprender según sus intereses, según su realidad, sus objetivos, sus sueños. Y sí, en caso de que un unschooler decida interesarse sobre la química o cualquier otro tema que pudieses relacionar con las “asignaturas” tradicionales, entonces habrá que proporcionarle los medios o recursos para ello. Pero la diferencia es que ha sido un genuino interés y no una imposición del padre/madre. Los padres/madres unschoolers no ponemos límites arbitrarios, creemos que los límites se construyen a nivel personal y que todo individuo tiene la capacidad de hacerlo. No existen reglas, no creemos en ellas, creemos mejor en las actitudes, construimos en familia, según nuestras convicciones, lo que es bueno o no y el cómo comportarnos, siempre basado en el respeto y la tolerancia. Nuestros niños tienen esa capacidad, si les permitimos encontrarla por sí mismos. Cualquier cosa impuesta está fuera de nuestra filosofía y estilo de vida.

Perfecto, seguramente después de leer esto te habrás dado cuenta de que hay una gran diferencia entre uno y otro. Ninguno es mejor que otro y punto. Cada familia tiene su forma y es perfectamente bueno y respetable. Sin embargo, hay un grupo creciente de familias que ha optado por cambiar de rumbo y conocer sobre unschooling.

Así que he decidido dejar unos pasos para lograrlo de manera tranquila y sin presiones.

1. Para ser familia unschooler es necesario primero que los padres se sacudan lo aprendido respecto a la educación. Busca sobre “Aprendizaje por experiencia de Kolb”, aprende sobre el cómo se da el aprendizaje, cómo lo cotidiano tiene un potencial impresionante, cómo surgen en el día a día las posibilidades de aprender, sin más. Saber sobre todo lo anterior te ayudará a estar tranquilo y sentirte seguro con respecto a lo que sucede a nivel cognitivo en tus hijos.

2. Confía en tus instintos y también en tus hijos. Ser padres no es cosa sencilla, pero creo firmemente que hay algo que se desarrolla en silencio cuando nos convertimos en padres, ese instinto que te dice cuando algo va mal, ese cosquilleo que te pone atento cuando existe una situación de peligro, ese no se qué que te despierta de noche, supuestamente de la nada, para descubrir que a tu hijo le a subido la temperatura; eso es instinto paternal y todos lo tenemos. Debemos reconectarnos con ello, nuestros hijos cuentan con nosotros y sólo nosotros sabremos al cien por ciento qué es lo mejor para ellos. Ese temor que siente respecto al unschooling no es en vano, es un llamado natural, te habla de que ESTO NO ES FÁCIL, nadie jamás lo ha dicho y cuidado, porque el unschooling puede prestarse para descuidar a nuestros hijos. ¿Eso nadie te lo había dicho? ¿cierto? pues no es más que la verdad. Necesitas estas consciente de que tus hijos TE NECESITAN todo el tiempo atento, todo el tiempo presente, siempre a su lado, siempre, siempre, siempre. Es un trabajo muy cansado, pero hermoso y los resultados son lo mejor. ¡Cuidado con el Unschooling! que no lleven un currículo, no quiere decir que no hacen nada.

Ahora bien, nuestros hijos. Confía en ellos, todos nacimos con la capacidad y las habilidades necesarias para adquirir conocimientos. Desde temprana edad los niños comenzar por explorar. Debes recordar los primeros meses, donde literalmente ponen a prueba sus sentidos, todo tocan, todo lo llevan a la boca, todo observan, todo huelen, los sonidos les atraen. Así es como aprenden, así es como se apropian de su entorno y comienzan la construcción de su identidad; conocen sus límites (los jalones de cabello, las mordidas y golpes son eso). Llega un momento en que de alguna manera nosotros, los padres, podemos detener esos procesos naturales de aprendizaje ¿cómo? imponiendo, no permitiendo el juego libre o limitándolo, diciendo NO para todo, en lugar de ofrecer otras opciones. Confía en tus hijos, ellos aprenden, ellos de verdad que conocen el camino, nacieron con ello, tienen la capacidad de aprender. Obsérvales de cerca, no te apartes.

3. Deja a un lado tus currículos, da de baja las escuelas online y tómense unas vacaciones. Tomen este tiempo para conocerse, para encontrar en familia sus intereses, para conversar, para reflexionar, para jugar, para caminar en silencio, para “perder el tiempo” si lo quieres llamar así. Deja que tu instinto paternal te dirija, date un tiempo para meditar, nada complicado, siéntate en un espacio tranquilo y conéctate con tus sentidos, escucha, observa, huele, siente, respira hondo muy hondo y relájate. Date ese permiso, porque, te cuento que para que esta transición se de de manera tranquila y natural tendrás que comenzar por ti. Si tu estás tranquilo, relajado y consciente del rumbo que estás por tomar, eso se reflejará en la vida de tus hijos y ellos también vivirán esta transición tranquilos y relajados. No mueras en el intento, esto es clave para pasar del homeschooling al unschooling. El unschooling se basa en eso, es un estilo de vida relajado y sin presiones, el inicio debe ser igual.

4. Listo, no he dicho más de lo que necesitas para cambiar de rumbo, del homeschooling al unschooling.

Si aún no te convence entrar de lleno, tal cual lo describo en los pasos anteriores, no te preocupes. Todo en la vida es un proceso, tu proceso puede requerir de más tiempo, o de un comienzo un poco más organizado. Puedes comenzar por planear experiencias de aprendizaje, sin imposiciones, es mejor proponer. Las propuestas son actividades que sugieres a tus hijos, pensadas por ti o en conjunto con ellos y organizadas por ambos, incluso puedes separarlo por “áreas de aprendizaje” según sus intereses. Por ejemplo, si está interesado en la naturaleza, puedes organizar una salida al parque y buscar distintos tipos de árboles o arbustos para luego crear un pequeño libro sobre las plantas de tu comunidad. Eso es una experiencia de aprendizaje que promueve el desarrollo de habilidades de investigación, pensamiento, comunicación y demás. Una experiencia significativa y enriquecedora.

Siguiendo los anteriores pasos, tendrás una transición tranquila y sin morir en el intento.

Leo constantemente en los grupos sobre homeschooling a padres preocupados porque sus hijos de 4-5 años aún no leen bien, porque no creen estar haciendo bien su “trabajo” como educadores en casa, porque no saben si es así como debieran sus hijos aprender, porque no tienen ni idea de cómo “enseñar” a sus hijos sobre física; madres que con sólo leerlas puedo ver sus lágrimas de ansiedad y estrés. Comprendo plenamente que no es fácil digerir que te encargarás de la educación de tus hijos en todo sentido, en cada área de su desarrollo y claro los resultados de eso serán por completo responsabilidad de los padres, de nadie más, no habrá maestros a quienes culpar o malos métodos de enseñanza-aprendizaje que reprochar. Será por completo nuestra responsabilidad y eso PESA. Sin embargo, puedo decirte que estás en el camino correcto, lo escribí antes y lo dejaré aquí de nuevo por que lo creo importante: “Nadie jamás dijo que esto era fácil”. Aún así, sabes que cuentas conmigo para ello, tienes en mí una compañera de aventura, de verdad, no me molesta recibir tus dudas, para nada me quitas tiempo, te responderé cuando mis ocupaciones y mis hijos me den permiso, pero ten por seguro que puedes contar conmigo.

Dejo un experimento de Dr. Edward Tronick donde podrás ver cómo es que nuestra actitud, nuestras emociones, nuestro trato, se refleja por completo en nuestros hijos, son sensibles a lo que nos pasa, al cómo nos sentimos. El experimento es en infantes pero esto permanece por toda su vida junto a nosotros. Así que si estás tranquilo, mejor.

(Video en inglés pero no necesitas mucho para comprender lo que sucede)

 

Por: Zayda Cadengo

20
Ago
Rancho Uha
-
San Luis de la Paz, Gto.

20
Ago
Col. El Retoño,CDMéx

20
Ago
Amatlán de Quetzalcóatl, Mor.

20
Ago
San Padro Pochutla, Oax.

20
Ago
San Gregorio Atlapulco
-
Ciudad de México

20
Ago
La Taza de Los Sueños
-
Copilco El Alto, CDMéx

23
Ago
Jadineras de Lerdo y Mosqueta
-
Col. Guerrero, CDMéx

25
Ago
Centro Demostrativo de Permacultura Johñe
-
Santiago de Anaya, Hidalgo

25
Ago
Granja Agroecológica Cocotla
-
Atlangatepec, Tlaxcala

25
Ago
Tepozotlán, Mor.

26
Ago
Huerto Roma Verde
-
Col. Roma, CDMéx.

26
Ago
100% Natural
-
Cuernavaca, Morelos

26
Ago
Durango, Dgo.

26
Ago
Campestre Churubusco (a 10 minutos del Metro Taxqueña)
-
Campestre Churubusco, CDMéx.

26
Ago
El Nido de Robin
-
Amatlán de Quetzalcóatl, Mor.

26
Ago
Ver-D Santa María
-
Sta María la Ribera, CDMéx.

26
Ago
Eternamente Yolanda A.C.
-
Xochimilco, CDMéx.

27
Ago
Nicolás San Juan 616, Col. del Valle
-
Col. Del Valle, México DF