Huerto Urbano: Crecimiento de las plantas

Transplantamos nuestras plantitas a las camas de siembra, asegurándonos de regarlas regularmente. La temporada de lluvia aún no se había instalado totalmente en la etapa inicial de las plantas, por lo que debimos ser muy cuidadosos con el riego.

Durante el tiempo en que las plantas estaban germinando, los chicos trajeron algo de desperdicios orgánicos de sus casas y con esos, alimentaron a las lombrices.

Para mejorar la tierra donde sembramos, agregamos un poco de lombrices aquí y allá. Los chicos están emocionados con las lombrices, han aprendido mucho de su biología y función en la tierra.

Una vez que llegaron formalmente las lluvias, el desarrollo de las plantas ha sido ¡espectacular!

Sembramos la tradicional milpa, que es el sistema de siembra usado en México desde la época prehispánica, y que consiste en sembrar maíz junto con frijol y calabaza. Cada uno de estos elementos tiene una función benéfica durante el desarrollo de cada planta:

El maíz sirve de soporte al frijol, que es una enredadera, y por ser leguminosa, capta el nitrógeno del aire y lo deja disponible a nivel de la raíz. El nitrógeno es uno de los componentes principales de la alimentación de las plantas y les da el color verde a las hojas.

La calabaza sirve como sombra a la tierra, evitando que se reseque y evitando que proliferen otras plantas alrededor.

El maíz que sembramos es orgánico y nativo. Sembramos maíz Cacahuazlintle (usado en el pozole) y maiz, rojo, negro y blanco.

Las primeras flores de calabaza

La planta de Jitomate va creciend muy bien. Pronto le pondremos algún soporte

Los chicos felices con el progreso y orgullosos de su trabajo