La revolución de una brizna de paja

La revolución de una brizna de paja

El libro describe la historia de como el autor, Masanobu Fukuoka, llegó a entender y aplicar le método de agricultura natural conocido como agricultura de “no-hacer”, y durante ese proceso que llevó más de 50 años, fue comprendiendo el significado de su existencia como ser que habita este planeta.

El método se describe como la observación de los patrones existentes en la naturaleza y como ir de-construyendo el conocimiento actual sobre los métodos de agricultura, de manera que después de una cuidadosa observación se pueda uno preguntar que no debo hacer para que la naturaleza tome de nuevo su curso y permita al ecosistema prosperar.

También hace un análisis de los objetivos de la agricultura comercial actual, donde se va “obligando” al campesino a utilizar cada vez más insumos químicos y maquinaria, con el supuesto objetivo de mejorar las cosechas y reducir el trabajo, en aras de una producción masiva de alimentos, lo que en realidad provoca el empobrecimiento del suelo y por consiguiente el empobrecimiento del campesino, ya que para producir de esa forma tendrá que invertir mucho dinero para comprar todo lo que ese modelo de producción requiere. También le obliga a emplear mucho más tiempo, con lo que el campesino termina esclavizado en un ciclo de trabajo que no rinde las cosechas esperadas, aunado a un incremento en gastos.

Este modelo le lleva al autor a meditar y reflexionar sobre el objetivo de su propia vida y plantearse pensamientos que son incomprensibles para muchas personas que están imbuidas en la mecánica establecida por la sociedad de consumo. Entre estas reflexiones está el hecho de que el ser humano es incapaz de conocer, ya que la mente tiende a disectar para entender, y una vez que se separa cualquier fenómeno que se intenta entender en sus partes, automáticamente es imposible de abarcar en su comprensión.

Dentro de estos planteamientos también analiza la relación que tiene este estilo de vida con la salud y la alimentación, mencionando que al alimentarnos con productos químicos y procesados, nuestro ser se aleja cada vez más de la naturaleza, y eso mismo empieza a provocar la enfermedad, intoxicándolo de forma que nos hace pensar que los alimentos naturales no son apetecibles y llevando a nuestro cuerpo a desear los alimentos químicos.

Los 4 principios que plantea son:

  • No labrar la tierra, no voltearla, ya que al hacer este proceso, se destruye la estructura de la tierra, se mata el ecosistema y se deshidrata. La razón para no necesitar este proceso, que de acuerdo a los campesinos sirve para airear y descompactar la tierra, es porque el propio suelo hace ese trabajo a través de las plantas y raíces que la cubren, así como los micro organismos e insectos. Las propias raíces descompactan, y la cobertura vegetal evita la deshidratación y proporciona el hábitat adecuado para ese ecosistema.
  • No usar abonos químicos ni compost preparado, ya que el agregar químicos se desequilibran los nutrientes del suelo y se alimenta de manera artificial a la planta, lo que provoca que el propio suelo ya no produzca los nutrientes necesarios y cada año habrá que aumentar las cantidades de químicos que habrá que agregar. La razón para no necesitar dichos insumos es que si el ecosistema no ha sido perturbado puede producir sus propios alimentos utilizando lo mismo que el terreno produce, o sea la paja, una vez que se retira el grano. Esto siempre que sea alternado en un patrón natural, donde se siembre algo diferente del cultivo que se ha cosechado, para evitar que plagas u hongos del cultivo cosechado pudieran atacar al nuevo cultivo. Ésto, además se realiza porque lo que se siembre debe ser acorde a su temporada, y no se siembra lo mismo en primavera-verano que en otoño-invierno.
  • No deshierbar mediante uso de herbicidas, ya que las hierbas forman parte de ese ecosistema y provee algunas funciones que pueden ser hábitat, atracción de insectos benéficos o no, biodiversidad. El usar herbicidas mata a gran parte del ecosistema. Si se mantiene una cobertura vegetal, tanto viva como la paja, se evita la proliferación exagerada de otras plantas diferentes de nuestro cultivo, pero aún así no se eliminan a esas otras plantas totalmente.
  • No dependencia de los productos químicos, ya que al aplicar químicos se van debilitando las plantas y obligan a realizar trabajos que serían innecesarios de permitir a la naturaleza recobrar su equilibrio y volver a establecer sus patrones de control y crecimiento naturales.

Estos principios requieren tiempo para que el ecosistema se restablezca cuando ya ha sido destruido o deteriorado por prácticas equivocadas.

También explica como proteger la semilla que se sembrará cuando aún no se ha segado la cosecha anterior, para evitar que sea comida por pájaros o ratones, elaborando bolitas de arcilla que la protegen hasta el momento en que está lista para germinar, ya que el método que emplea para la siembra es al voleo, y cómo ese ligero traslape entre la siembra y la cosecha la protege.

En cuanto a la siembre de árboles, comenta que si uno introduce una práctica que genere un disturbio en el desarrollo normal del árbol, tal como la poda, no puede dejarlo para que se arregle solo, ya que ese disturbio causará mayores problemas, y que al utilizar los espacios entre los árboles para la siembra de hortalizas en un patrón de tiempo adecuado le permite cosechar alimentos sin drenar el suelo de nutrientes.

Menciona que si se retomara la agricultura de subsistencia significaría una mejora sustancial en la vida del campesino, que tendría alimentos adecuados a su clima y zona, y por lo tanto adecuados a las necesidades de su cuerpo, con mucho menos trabajo y por supuesto, menos gastos. Comenta que una parcela de 0.5 ha. puede alimentar a una familia de 5 personas con los alimentos adecuados al lugar.

Los problemas que se tienen en la alimentación y en el campo en Japón (y yo agrego que en todo el mundo) se deben a que los valores que se promueven son siempre hacia las apariencias más que hacia la calidad nutricional de los productos y que mientras estos valores -que están respaldados por el dinero que se puede extraer de la actividad agrícola a costa del trabajo del campesino y de la salud de la población en general- no cambien, seguirá esta forma de producir alimentos dictada por los grandes capitales.

OPINIÓN

Considero que lo expuesto por Masanubo Fukuoka está muy fundamentado y se puede fácilmente comprender si uno observa que la naturaleza lleva millones de años en este planeta generando vida, sin necesidad de los “cuidados” que el hombre aplica. Los métodos que el hombre aplica son incorrectos especialmente cuando los motivos detrás de la aplicación de dichos métodos son meramente económicos y no una preocupación por la alimentación o el bienestar de la población.

Respecto a sus planteamientos filosóficos, me hace mucho sentido especialmente porque, en lo personal, considero que la supuesta “inteligencia” del hombre es un factor que le complica la existencia mucho más que facilitársela. Lo digo sin sarcasmo o ironía, sino como el resultado de las observaciones de las soluciones a las que usualmente llegamos los humanos cuando encontramos un problema y pretendemos resolverlo. Es fácil llegar a tener esta impresión cuando uno observa como es la naturaleza cuando el hombre no está, como funcionan los demás animales y como se interrelacionan entre ellos y con su entorno, y compara lo que resulta cuando el humano aparece, y con su “inteligencia” empieza a modificar su entorno. De lugares donde el ecosistema opera correctamente, se convierte en un muladar, o supuestas soluciones causan problemas gigantescos, como el uso de energía nuclear o plásticos. Recientemente hubo mucha presión porque las bolsas de supermercado no eran degradables y durarían muchísimos años en el ambiente y la solución que se aplicó a dicho problema fue que ahora son oxo-degradables o lúmino-degradables, pero ésto, en lugar de solucionar el problema, está causando uno muchísimo mayor, ya que en ninguno de esos caso, la bolsa es biodegradable, sino que únicamente se descompone en pedazos cada vez más pequeños que son comidos por organismos cada vez más pequeños. Recientemene vi un video al microscopio mostrando como bacterias estaban comiendo plástico en lugar de sustancias vivas, lo que traslada el problema hasta los niveles más iniciales en la cadena alimenticia. Cuando las bacterias mueren por comer plástico en lugar de las sustancias que las alimentan, empieza a descomponerse todo el ciclo. Es muy complicado que se pueda resolver cómo eliminar millones de partículas microscópicas del suelo, aire y agua.

Como esto hay miles de ejemplos, y considero que las causas de estos problemas son: la certeza que tiene el hombre en que es inteligente y su corto periodo de vida, que no le permite entender procesos que van más allá del tiempo en que el pasa en la tierra, de manera que sus soluciones solo ven unos cuantos años adelante, que en tiempos geológicos no significan nada.

En realidad no considero que todos los errores que la humanidad comete serán gran problema para el planeta, ya que la tierra tiene la capacidad de resolver todo ésto, ya sea extinguiendo y creando nuevas especies o en un proceso donde no haya vida animal, que ya ha sucedido en la tierra y que no significa que la tierra morirá sino que simplemente estará en otro ciclo o en otra parte del ciclo. Pero el humano no se da cuenta que sus acciones en realidad lo afectan a él y a su posibilidad de seguir en este planeta.

Y creo que este pensamiento es algo similar a lo que el autor expresa cuando menciona que absolutamente nada importa y que el hombre no es capaz de conocer nada.

Porque este alejamiento de la naturaleza cada vez le permite percibir menos, todas las lecciones o mensajes sutiles que el medio ambiente envía, para indicarnos, como a cualquier otro animal, cuando las condiciones están cambiando de manera peligrosa para qu se activen los mecanismos naturales que todo animal posee para su supervivencia. Ante el peligro, como un terremoto, incendio, tsunami, etc, los animales perciben con anterioridad y actúan para salvarse. El hombre no los percibe y cuando busca salvarse lo hace confiando en sus propias estructuras más que en lo que la naturaleza provee.

Así que también creo que el objetivo de la vida en la tierra es aprender a vivir a pesar de todas las presiones existentes. No es algo sencillo, casi nadie lo logra, pero se puede intentar en cualquiera que sea nuestra situación. Eso implica tal vez la verdadera inteligencia de entender que no sólo no somos un animal superior a otros, sino más bien somos bastante limitados y podríamos aprender mucho de esos otros animales que habitan en la tierra.

Por: Es fácil ser Verde

21
Ene
Gaia Cultiva Educación Ambental
-
Los Laureles, Tlayacapan, Mor.

21
Ene
Gaia Cultiva Educación Ambental
-
Los Laureles, Tlayacapan, Mor.

21
Ene
Hoja de Pluma
-
San Ignacio, Nayarit

21
Ene
Centro Cultural Xitle
-
El Rosario, CDMéx.

21
Ene
Rancho Uha
-
San Luis de la Paz, Gto.

21
Ene
ITESO CIPTEV
-
Nuevo México, Jalisco

21
Ene
Col. El Retoño,CDMéx

21
Ene
Raiz de Amate
-
Chalcatzingo, Morelos

21
Ene
El Colegio De La Frontera Nte
-
Coyoacán, CDMéx

21
Ene
Restaurant Campestre Yuku Ta´vi
-
Santiago Tenango, Oaxaca

21
Ene
100% Natural
-
Cuernavaca, Morelos

21
Ene
Vivarium
-
Xochimilco, Ciudad de México

21
Ene
Museo Regional de Querétaro
-
Centro, Querétaro

21
Ene
Mind Kaya
-
Narvarte, CDMéx

21
Ene
Vía Orgánica
-
San Miguel de Allende, Guanajuato

21
Ene
Espacio Cultural "El ingenio" Arte y Ecología
-
Col. Narvarte, México DF

22
Ene
Eco-Tianguis Ex Convento
-
Guadalajara, Jalisco

22
Ene
Calli Mapú
-
Barrio San Francisco, Magdalena Contreras

22
Ene
Plaza del Músico
-
Emiliano Zapata, Morelos