¿Cómo es la vida en el suelo?

¿Cómo es la vida en el suelo?

La cadena alimenticia del suelo o cadena trófica juega el papel más importante en el equilibrio de un ecosistema, ya que es ahí donde todos los nutrientes se reciclan descomponiéndose en elementos que posteriormente requieren las plantas y los animales. Es el inicio de todo el ciclo vital en la parte terrestre del planeta.

Debajo de la superficie de la tierra hay vida que está en intensa actividad- topos, insectos, lombrices y hasta billones de microorganismos, todos viviendo bajo el suelo. Para darnos una idea, una pequeña cucharada de suelo fértil contiene un billón de bacterias, muchos metros de hifas de hongos invisibles a simple vista, varios miles de protozoarios y algunas decenas de nematodos! Así como ocurre en toda la naturaleza, cada organismo debajo de la tierra posee un rol importante en relación a otros organismos, al crecimiento de las plantas, y al mantenimiento de todo el ecosistema.Red trópical del suelo Utilizamos a La Red Trófica del Suelo, un diagrama que muestra la cadena de relaciones entre los organismos (y cómo se alimentan unos de otros) para indicar la importancia de cada uno, y la relación entre las diferentes variedades que se encuentran en el suelo.

La salud, la diversidad y la interacción de los organismos que se encuentran debajo del suelo está relacionada directamente con la fertilidad y la salud del suelo en el que habitan y por ende de las plantas que crecen en él. Es por ello que aprendiendo sobre la Red Trófica del Suelo nos ayuda a entender más sobre nuestro suelo, reconocer sus cualidades y cómo preservarlas para obtener jardines y cultivos exuberantes año tras año.

Las plantas son el corazón y el centro de la Red Trófica del Suelo

Las bacterias son importantes en la descomposición del sueloEn la Red Trófica del Suelo, las plantas son el corazón y el centro ya que proveen energía y nutrientes a la vida que se encuentra en sus alrededores, y en retorno los microorganismos que viven en armonía le proveen nutrientes, protección contra enfermedades y plagas, y ayudan a mantener la estructura necesaria para que haya suficiente aire y retención de agua para las raíces de la planta.

A menudo cuando pensamos en las plantas visualizamos su crecimiento sobre la superficie del suelo, creando hojas, flores y frutos; pero sin embargo, debajo de la superficie el crecimiento de las raíces es igual de significativo e intenso. Cuando las plantas realizan la fotosíntesis una gran cantidad de la energía es enviada hacia las raíces donde se expanden buscando agua y nutrientes, y son las plantas mismas las que intervienen en la creación y liberación de estos nutrientes. La energía es liberada directamente en el área del suelo donde están las raíces, también llamado rizósfera, en la forma de carbohidratos (también llamados exudados). Las plantas segregan estos exudados para atraer a quienes se alimentan de ellos – bacterias y hongos benéficos – y a su vez las bacterias y hongos atraen a sus depredadores – nematodos y protozoarios. Tanto los exudados como los organismos que son consumidos por otros son luego excretados en la forma de nutrientes para las plantas. De esta manera bacterias y hongos son comparables con bolsas de fertilizantes que liberan el nitrógeno necesario para el crecimiento de la planta cuando son consumidos por los “liberadores de fertilizante”- los nematodos y los protozoarios.

Ya en un nivel superior de la cadena alimentaria, los artrópodos y otros organismos como las lombrices, larvas de insectos, etc cavan su camino a través del suelo creando espacios y pasajes que son fundamentales para que el aire y el agua llegue a las raíces de las plantas. Durante este proceso cortan materiales en su camino, ayudando y acelerando la descomposición que convierte los fragmentos de materia orgánica en nutrientes. La Red Trófica del Suelo actúa de esta manera, con los organismos más pequeños sirviendo de alimento para los próximos en tamaño y nivel, y cada vez que esto ocurre, dejando detrás un rezago que es fundamental y que sirve de alimento para que las plantas puedan crecer.

Lo más sorprendente de este proceso es que, a través de los exudados, las plantas controlan la cantidad de hongos y bacterias que se van a encontrar allí en el entorno de las raíces de dicha planta y por ende la cantidad de nutrientes que se van a liberar gracias a la interacción con sus depredadores! En los momentos de gran crecimiento vegetativo las plantas segregan más exudados dependiendo de sus necesidades de alimento, y no que no se libera en el medio estará almacenado en los cuerpos de los microorganismos y la materia orgánica en su entorno. De esta manera los nutrientes nunca se pierden ni se lixivian (filtran) a las capas inferiores, ríos, lagos y océanos, y están disponibles a las plantas cuando ellas lo necesiten.

Los organismos benéficos protegen el suelo y las plantas

Como ocurre en toda la naturaleza, la vida subterránea opera en armonía con el resto de sus integrantes, cada uno aportando un beneficio para todo el conjunto, pero cada tanto algún microorganismo “malo”, un patógeno, aparece para amenazar el equilibrio. Los suelos sanos son capaces de eliminar esta amenaza porque contienen buena cantidad y diversidad de organismos benéficos.Un red Por ser diversa y abundante es que pueden combatir al patógeno, tanto físicamente (selectivamente hay cepas que producen antibióticos contra los patógenos), como también por competencia, evitando que puedan alimentarse y subsistir. Por ser mayoría es que logran eliminar la amenaza al poco tiempo que aparece. De hecho las plantas atraen a los hongos benéficos al entorno de sus raíces para crear una “red protectora” que físicamente previene a patógenos de poder acercarse y atacar. De la misma manera, si un organismo empieza a crecer desmedidamente, otras especies presentes comenzarán a depredarlas y así mantendrán el equilibrio. Así vemos que sorprendente y delicada es la Red Trófica del suelo. Si no cuidamos el suelo, primero las especies más sensibles serán eliminadas, seguido por otras, que no podrán seguir ejerciendo su función de controlar y equilibrar la sanidad del suelo, y el mismo terminará por resultar inhóspito para las plantas.

Peligros para la Red Trófica del Suelo

La vida de las plantas depende de la interrelación entre microorganismos, insectos, aves, y todos los animales que comparten el mismo hábitat. Si eliminamos o drásticamente reducimos, o hasta agregamos especies indebidas podemos romper el equilibrio de esta red trófica. Si por ejemplo usamos un pesticida químico para tratar de controlar un brote de nematodos fitoparásitos, estos químicos no sólo destruirán a los malos, sino que también eliminarán billones de otros organismos esenciales que son fundamentales para las funciones del suelo. El uso excesivo de fertilizantes químicos también produce daños ya que sus nutrientes sintéticos deshidratan a los microorganismos que viven en el suelo y los destruyen. Sin microorganismos, la vida en el suelo no puede sobrevivir, resultando en plantas débiles que son propensas al ataque de enfermedades y plagas y que necesitan de más químicos para poder sobrevivir. Reconstruir una Red Trófica dañada puede llevar años y décadas, y es por eso que es tan importante tener mucho cuidado con lo que aplicamos al suelo y entender las consecuencias.

 

3 consejos para mantener el suelo sano

1. Nunca aplicar un producto sin entender las consecuencias.
2. Utilizar opciones orgánicas y naturales cuando requieras restablecer el equilibrio en un suelo que ha sido dañado.
3. Aplica compost de buena calidad para aumentar el número de organismos benéficos que viven en tu suelo.

Fuente: BioTerra

20
Feb
Gaia Cultiva Educación Ambental
-
Los Laureles, Tlayacapan, Mor.

20
Feb
Gaia Cultiva Educación Ambental
-
Los Laureles, Tlayacapan, Mor.

20
Feb
Centro Cultural Xitle
-
El Rosario, CDMéx.

20
Feb
Rancho Uha
-
San Luis de la Paz, Gto.

20
Feb
Col. El Retoño,CDMéx

20
Feb
El Colegio De La Frontera Nte
-
Coyoacán, CDMéx

20
Feb
Aula Magna AAM, Escuela Nacional de Estudios Superiores, UNAM Campus Morelia
-
Morelia, Michoacán

20
Feb
Casa de la Vinculación en Tierra del Sol
-
Santa María del Tule, Oax.

21
Feb
Tapalehui
-
Cuernavaca, Morelos

22
Feb
La Salud Interior
-
Ciudad de México

22
Feb
Facultad de Arquitectura UGto. Sede Belen, Auditorio de Ingenierías
-
Guanajuato, Gto.

24
Feb
Suelo Feliz
-
Atotonilco El Alto, Jal.,

24
Feb
Centro de Educación Ambiental y Desarrollo Comunitario La Macadamia
-
Uruapan, Mich.