La Huella Ecológica del Hombre

Un humano promedio en el transcurso de su vida consume alrededor de un millón de litros de agua, 7550 litros de leche, bebe 74.802 tazas de té e ingiere 30.000 píldoras y medicinas, además se alimenta de los granos suficientes como para llenar una bañera, lo que se traduce a que cada persona producirá 40 toneladas de basura.

De igual forma, camina 24.887 kilómetros y recorre 728.489 en automóvil, distancia que equivale un viaje ida y vuelta a la Luna, incluso faltarán 24 árboles para fabricar todos los libros y periódicos que cada individuo lee a lo largo de su existencia.

Estas sorprendentes cifras enmarcan la cantidad de desechos que generamos por el desaforado consumo de recursos de nuestra sociedad actual, así como todos los alimentos que requerimos y la energía que agotamos en nuestro trayecto, sin embargo, esto depende significativamente del estilo de vida que lleve cada uno de nosotros.

Por ejemplo; las personas que habitan en zonas rurales, no consumen tanta agua, ni usan tantos electrodomésticos, se alimentan de la comida que producen a través de su propio cultivo, se trasladan a pie o caballo y utilizan menos envases de plástico, por ende, generan menor cantidad de desperdicios que el humano promedio que impera en las grandes ciudades.

Al impacto de una persona sobre el planeta por los recursos que consume y los residuos que genera, se le denomina como huella ecológica.

Este documental de National Geographic nos muestra la cantidad de recursos que consumen las personas que viven en las ciudades a lo largo de toda su vida, y nos muestra visualmente la repercusión que tiene cada individuo en el ambiente y en el mundo.

image

 

Fuente: Ecoinventos