Remedio natural para afecciones respiratorias

Prepara miel de ajo y cura efectivamente las enfermedades respiratorias.

La mayor parte de los beneficios que aporta este remedio se debe a los principios activos del ajo, la alicina y el ajoeno, los cuales se liberan al triturar o cortar el ajo.

La miel, además de resultar también muy saludable, permite que este preparado pueda ser tomado por aquellas personas con verdadera aversión a los ajos.

¿Cómo debes prepararlo?

  1. Corta todos los dientes de ajo en láminas y colócalos en el frasco de vidrio.
  2. Agrega sobre los ajos los 300 gramos de miel.
  3. Tápalo bien.
  4. Déjalo macerar en un lugar fresco y oscuro durante diez días.

¿Cómo debes usarlo?

  • Como medicina preventiva se aconseja una cucharadita todos los días en ayunas por una semana, posteriormente es conveniente interrumpir el tratamiento y retomarlo en aquellos casos necesarios tras 2 semanas.
  • En el caso de estar tratando la enfermedad el consumo máximo seria de 5 cucharaditas al día durante una semana.

Lo puedes usar en caso de:

  • Congestión de vías respiratorias.
  • Resfríos y gripes.
  • Fiebre y escalofrió.
  • Flemas y tos seca.

Recuerda que estos dos ingredientes tienen un alto potencial antibiótico.

Es importante que lo etiquetes y especifiques su fecha de conservación, pues una vez abierto podrás utilizarlo durante un periodo de 3 meses. Deberás conservarlo a temperatura ambiente para evitar que la miel se solidifique.

Fuente: Apicultura en México