Permacultura

¿Permacultor principiante? 7 cosas a considerar al comenzar tus proyectos

La permacultura es un camino perfecto y útil si tu objetivo es ser más sostenible. Los permacultures buscamos mejorar la calidad de vida de la población bien por medio de proyectos que ayuden al desarrollo social o bien por medio de proyectos de mejora del medio ambiente y relacionados.

Embarcarse en el mundo de la permacultura es excitante pero, por ello mismo, puede resultar abrumador si no das los pasos adecuados y evitas los errores más típicos.

Aquí te explico los 7 pasos que te ayudarán a tener éxito en tu camino permacultor.

1.Define tu sueño

Define tu sueño

Escribe en un papel o en una pizarra a dónde quieres llegar, tu objetivo final, tu visión. Planea, explora cómo quieres que sea tu casa, tu granja, tu piso, tu jardín urbano, tu vida, qué quieres aportar a la comunidad en términos de tiempo, conocimiento, alimento, felicidad o bienestar real, qué huella quieres dejar en este mundo.
Define tu sueño

Esto es lo que quieres conseguir a largo plazo, es tu objetivo general. Pueden ser uno o varios. Por ejemplo, los míos podrían ser “crear una escuela de permacultura que contribuya a cambiar el mundo y vivir en un entorno maravilloso, en una casa sostenible donde mis hijos puedan desarrollarse de otra manera y aprender una forma diferente de estar en el mundo y de interactuar con los demás”

2. Aplaca la prisa

Aplaca la prisa

Es fácil dejarse llevar por el ritmo frenético que nos impone la sociedad en la que vivimos. Eso te lleva a tomar decisiones atropelladas.
Aparca la prisa

Dedica un tiempo a pensar en las acciones que tienes que hacer para conseguir ese sueño que has definido en el primer paso. Por ejemplo, “mudarme al campo”, “estudiar permacultura”, “ganar dinero”, “reservar un par de horas diarias para pensar en mi proyecto” etc

Define los pasos pequeños o hitos realistas y abarcables por los que has de pasar hasta conseguir tu objetivo final. Para cada uno de esto hitos piensa cuándo tiempo necesitas para conseguirlo, cómo es de importante para alcanzar tu sueño y qué acciones necesitas llevar a cabo para ello. Luego ordénalos en una secuencia temporal y según su importancia. Si alguno es aún muy complejo, vuelve a partirlo en hitos más pequeños. Como ocurre con la mayoría de las cosas en la vida, la parte crítica para conseguir lo que deseas no es la planificación sino el compromiso con el proceso de planificación.

Empieza con algo que te sea fácil abarcar mientras aún estás aprendiendo. Esto te va a evitar que cometas grandes errores. Según vayas aprendiendo, hagas pruebas, descubras cómo son las cosas en tu terreno, añade un hito nuevo a tu camino.

Disfruta en tu camino de todos estos hitos que son lentos y realizables. En permacultura, mantenerte crítico, lento y con los pies en la tierra es fundamental para no desviarte de tu camino.

3. Obsérvate a ti mismo

Obsérvate a ti mismo

Los permacultores trabajamos con la naturaleza y no en contra de ella. Párate y dedica un tiempo a pensar en tu naturaleza como ser humano. Piensa qué quieres hacer, cómo quieres hacerlo y qué ritmo te dice tu cuerpo que has de llevar. Trabaja con tu naturaleza y con tu fuerza real, utiliza tu energía, pon a trabajar tus recursos internos. Descubre cómo reacciona tu cuerpo a las estaciones, a la gente que te rodea y a las diferentes horas y situaciones del día. Si el cuerpo te dice que necesitas descansar o ir más lento, ajusta tus hitos y descansa.
Obsérvate con atención

Respeta tu cuerpo y tu mente. Deja por un momento a un lado lo que te han dicho de cómo debías ser o qué debías ser y mira quién eres. Sólo observando y respetando tu naturaleza puedes aprender a respetar y a observar lo que te rodea.

De esta manera puedes ajustar tus hitos y decidir cosas como, por ejemplo,que el invierno, para ti, es bueno para estudiar, planificar y aprender y mejorar la sostenibilidad de tu vivienda con sistemas de ahorro de agua, evitando pérdidas de calor…y la primavera es el momento de salir, relacionarte con otros, ir a cursos, trabajar la tierra etc

4. Medita cada paso antes de darlo

Medita cada paso antes de darlo

Analiza los problemas, necesidades y resultados que esperas antes de dar cada paso. Esto nos resulta un poco pesado a los que, como yo, queremos estar con las manos en la tierra y, a menudo, lo obviamos confiando en que somos capaces de hacerlo de cabeza e improvisar en el momento. Sin embargo es un paso muy importante pues, si no, nos vamos a encontrar con que nos ocurren cosas como que el canto del gallo le molesta al vecino, que mi estufa necesita un mantenimiento que no había previsto, que no sé qué hacer con los 100 huevos a las semanas que ponen mis gallinas, o que tengo más calabazas de las que podría comerme en 3 años.
Medita cada paso antes de darlo

Hacer una análisis en papel de lo que necesitas, los problemas que pueden ocurrir y lo que esperas obtener de cada paso de tu camino minimizará las sorpresas desagradables y que se desinfle tu entusiasmo.

5. Haz una planificación en fases

Haz una planificación en fases

¿Te has encontrado queriendo hacer todo a la vez y, de hecho, haciéndolo? ¿Has empezado a hacer el jardín, la huerta, el bosque comestible, a construir el gallinero y a hacer tu propio compost todo en un año? Yo, sí.

El sentimiento de urgencia mezclado con la excitación de los comienzos es una receta segura para el desencanto. Puedes evitarlo parándote, respirando y sentándote a diseñar un plan en fases.
Planifica las fases de desarrollo de tu diseño

Trabaja sólo en una cosa cada vez. Enfoca tu atención y tus esfuerzos en una sola parte de tu diseño. Un plan en fases va en consonancia con un principio fundamental de la permacultura: “Concentra los recursos”.

Cuando te ocupas y dedicas tu tiempo, tus esfuerzos, tus conocimientos y tu concentración a un proyecto o esfuerzo bien definido, éste es un éxito. Cuando te dedicas a mil cosas a la vez, tu esfuerzo se diluye y te lleva al fracaso. Reserva tiempo (meses, años, semanas) a fases específicas de tu proyecto permacultor y céntrate en ellas. Por ejemplo: el primer año creas los sistemas de gestión del agua y los accesos, el segundo construyes las estructuras que vas a necesitar, el tercero creas tu huerta permacultora y plantas la zona cercana a tu vivienda, el cuarto comienzas el bosque comestible, el quinto año añades los animales etc

6. Crea una red de colaboradores

Crea una red de colaboradores

Todo en permacultura, al igual que en la naturaleza, se realiza mediante una red de conexiones que relaciona unos de los elementos del sistema con los demás sea para reciclar nutrientes mediante tu jardín o bien para reciclar los recursos disponibles en tu comunidad.

Crea una red de colaboradores

Ser permacultor no implica convertirse en un experto en cada área posible de la vida. Al igual que diseñamos los elementos del sistema, diseñamos el sistema social. La permacultura nos enseña a interconectarnos entre nosotros, aportando cada uno lo que mejor sabemos hacer y colaborando unos con otros.El comercio, el intercambio, el uso de recursos locales y la creación de redes locales de conocimiento construyen tu interdependencia.

7. ¿Y si no quiero ser granjero?

¿Y si no quiero ser granjero?

Descubre qué sabes y qué te gusta hacer y cómo puede contribuir positivamente en el mundo. Quizás tu talento o deseo oculto no es ser granjero o ganadero sino ser abogado, político, científico, diseñador, comerciante, fontanero, conferenciante, escritor, ingeniero etc.

El mundo sostenible que queremos construir mediante el uso de la permacultura necesita personas con todo tipo de conocimientos y aptitudes. Comprométete con gestionar tu negocio con mentalidad permacultora, es decir, crea modelos que conserven los recursos, reciclen, reduzcan el consumo sin sentido, aumenten la justicia social, respeten la naturaleza, aumenten la capacidad de salir adelante por sí mismas de las persnas etc..Sé la voz y el abogado del cambio desde tu propia tribuna.

Aporta tu conocimiento

 El conocimiento es un recurso

Si eres un profesional con talento, tu contribución a la sostenibilidad puedes hacerla desde tu propio trabajo y área de expertizaje. El conocimiento es un recurso y, como tal, compartir ese recurso es tan beneficioso para la comunidad como cultivar tu huerta.

Por: Regina Cobos / Abantos Permacultura

De financiera a agricultora

Jyoti Deshpande era contadora para una empresa multinacional en Mumbai quien dio un giro a su vida urbana por una vida rural hace 4 años, cuando convirtió sus planes de tener una casa de descanso en el campo a una vida en una granja de permacultura.

"Existe una grieta en la tersa superficie de mi vida, y un vacío que crece cada día. Siento ese susurro  otra vez, como si algo o alguien me estuviera llamando suavemente. Este sentimiento ha estado presente por un tiempo. Trato de recordar, este sentimiento me ha perseguido por muchos años, solo que he decidido ignorarlo. Eventualmente empecé a soñar con un bosque que me llama, árboles que se mecen y cantan una canción. No puedo ignorarlo por más tiempo. Me doy cuenta que el sonido que escucho es la Madre Naturaleza, llamándome para estar con ella, nutrirme de ella, encontra la paz en ella..."

Esta es una entrada en el blog de Jyoti, escrita hace algunos años. Hoy en día, es dueña de su propia granja orgánica, que es abundante en granos, vegetales, frutas y animales.

A Jyoti nunca le gustó su vida en la ciudad, pero por razones prácticas y personales, así como por sus habilidades que la ligaban a la ciudad, era imposible para ella decirle adiós a esa vida. Pero la jungla de asfalto saturada de smog, saturado con olor a amonia, la cacofonía del tráfico, todo provocaba su deseo de salir de eso. Afortunadamente, esos intensos momentos dieron lugar a un sueño, que eventualmente se convirtió en realidad en solo 3 años.

Cuatro años atrás compro media hectárea de tierra en un pequeño pueblo llamado Rajgurunagar, en el distrito de Pune, para construir un escape de la ciudad. Junto a su esposo e hijos, ella deseaba estar en medio de la naturaleza al menos los fines de semana. "De repente me di cuenta que ¡no sabía como avanzar! Intenté contratando a un diseñador de paisaje y no funcionó. No deseaba jardines impecables con palmeras en línea recta. Lo que realmente quería era un lugar que nos recordara los dulces días de vacaciones que habíamos pasado en nuestro lugar de origen, entre cocoteros, jugando entre árboles de mango, moldeando barro para hacer utensilios y figuras de animales, colectando bayas en el verano, sacando agua del pozo y trepando en los árboles de guayaba para disfrutar las dulces frutas con sal y chile. Pero más que todo, deseábamos que nuestros hijos tuvieran una niñez tan interesante como la que nosotros tuvimos", mencionó.

Estaba buscando la forma de plantar árboles, en la internet cuando me encontré con la palabra "permacultura". Entonces supe que era un llamado de la vida. "Nunca miré hacia atrás a partir de ese día" dice, y agrega: "Originalmente, Chaitraban (como se llama el lugar actualmente) sería una casa de find e semana y comenzamos a construirla nosotros mismos. Después se convirtió en un sitio donde invitábamos amigos, a veces teníamos más de 20 personas que se quedaban el fin de semana. Durante este tiempo, realicé algunos experimentos de los libros que leía y Chaitraban se fue convirtiendo poco a poco en el sueño que teníamos desde hacía tanto tiempo".

En su búsqueda de libros sobre suelos y jardinería, Jyoti encontró el libro de Toby Hemenway, El Jardín de Gaia (Gaia's Garden), lo que le abrió las puertas al mágico mundo de la permacultura. "En la permacultura encontré las respuestas a muchas preguntas que se me amontonaban en la mente: sobre suelos, sobre jardines, ¡sobre la vida misma!"

La permacultura es una práctica que produce los materiales que requiere para sustentar a cada persona, de manera local, tales como la comida, combustible y casa. En el proceso, una gran variedad de animales y plantas se emplean para soportar el sistema y crear abundancia. Cuando una granja es completamente funcional en unos años, genera lo necesario para su propia sustentación.

Después de explorar la permacultura en el internet, leyendo libros y viendo videos, decidió tomar un entrenamiento formal. El universo conspiró para ayudarla en cada paso. Por ese tiempo, Rico Zook, un permacultor renombrado, consultor y educador desde 1996, estaba dando un curso de Introducción a la Permacultura en Mumbai. "Ahí me di cuenta de que lo que había iniciado como un pasatiempo podría ser algo más serio. Posteriormente tomé un Curso Certificado de Diseño de Permacultura (PDC) en Bali, Indonesia, con instructores como Rico Zook, Jeremiah Kidd y biólogos especializados en suelo como Steve McGrane. Fue una gran experiencia conocer personas de todo el mundo con los mismos intereses, cada uno con inspiradoras historias de vida, compartiendo con todos y aprendiendo permacultura de los maestros", dice Jyoti.

Fue tan interesante y tan satisfactoria la experiencia que la inspiró a viajar sola para ver el mundo: aprender de nuevas culturas, obtener inspiración de personas maravillosas y hacer nuevos amigos. También realizó voluntariados en Australia en la granja de Tom y Zaia Kendall. "Es alentador ver a tanta gente trabajando sobre el objetivo común de hacer nuestro mundo un mejor lugar, más sustentable para vivir", agregó.

La pareja empezó a reformar Chaitraban con el diseño de permacultura de Jyoti realizó. Hoy en día, 4 años después, tienen más de 175 variedades de plantas y árboles creciendo en el lugar. Hay más de 25 especies de aves que llegan en diferentes épocas de año. "Chaitraban tiene un nuevo vivero, las camas de siembra para cultivos anuales proveen de vegetales y especias, los cultivos principales en camas a nivel duplican su función como estructuras que infiltran agua y proveen alimentos. Nuestro huerto fue convertido en un bosque comestible, las gallinas trabajan en la composta, los patos proveen nutrientes para los círculos de plátano, trabajando también en las áreas de siembra de temporal. Hay muchos experimentos sucediendo, la mayoría son exitosos, aunque aprendemos mucho de los errores", agregó Jyoti.

El diseño de Chaitraban coloca elementos individuales de manera que la salida de ese elemento se convierta en la entrada de otro. Por ejemplo, las gallinas se mantienen en el área de composta para asegurar que volteen la pila de materiales. Similarmente, los patos se mantienen cerca del círculo de plátanos para enriquecer el suelo con sus excrementos, proporcionando nutrientes orgánicos.

"La permacultura es un acercamiento holístico para hacer sistemas más y más sustentables a través del diseño consciente, donde el diseñador trabaja con la naturaleza y no en contra de ella, para beneficiar a los humanos y al mismo tiempo, al resto de los seres vivos, sin dañar el ambiente como un todo. Cada día, Chaitraban es más sustentable al utilizar las técnicas de la permacultura en el lugar correcto, en el tiempo adecuado, conforme pasan los años", complementa.

Al preguntarle si su experimento de permacultura le ha proporcionado alguna ganancia, ella reflexiona sobre la definición de "ganancia": " La respuesta depende de la percepción de cada persona sobre la rentabilidad. La propia definición de sustentabilidad enfatiza en que debe haber un excedente en cada sistema para poder lograr su viabilidad en el largo plazo. Si esta definición se analiza, podriamos decir que la permacultura es un sistema orientado a la rentabilidad. Al mismo tiempo, la permacultura se basa en un conjunto de éticas y principios que deben ser considerados cuando se diseña un sistema. De esta forma se asegura que no se llevarán a cabo prácticas no éticas que dañen a la naturaleza o a la sociedad en su conjunto", indica.

Además de Chaitraban, Jyoti ha iniciado desde hace 2 años un emprendimiento llamado ‘Nature’s Rendezvous’, donde ella diseña jardines comestibles y granjas. La iniciativa pretende diseminar el conocimiento y las ideas para construir un futuro sustentable, mientras proporciona servicios de diseño y consultoría a granjas y jardines. "La idea es, en un futuro cercano, diseñar e implementar paisajes comestibles sustentables y colaborar con socios que trabajan en estas áreas. Desde que inicié, he diseñado un jardín comestible sustentable para el Centro de Mujeres Rescatadas, en Deonar, Mumbai, con el patrocinio de el Club de Rotarios. Está en proceso el diseño y construcción de una granja sustentable de 1/2 hectárea en Pune. Incluye cosecha de agua y tierra, así como capacitación para restauración de suelos, integración de animales en el paisaje, entre otras estrategias", dice.

No solo ésto, sino que Jyoti también está trabajando en consolidar el conocimiento sobre técnicas de cosecha de agua y restauración de suelos de otros países, trabajando para que sean útiles para el contexto de la India. También experimenta en el establecimiento de un prototipo de bosque comestible para aplicar a muchos otros proyectos en el distrito de Pune, y con el tiempo, posiblemente extenderlo hacia otros distritos en el Estado de Maharashtra. "El plan es utilizar tierras sin uso para cultivar comida y restaurar los suelos", agrega.

Al haber encontrado su propósito en la vida, Jyoti desea utilizar su conocimiento y experiencia para diseminar la idea de un mundo sustentable. "Creo que ideas como la permacultura son definitivamente las herramientas más útiles para hacer de esta visión una realidad", concluye.

Por: Punya Srivastava / Life Positive. Traducción: Es fácil ser Verde

Permacultura: Una filosofía con los pies en la tierra

Alrededor del mundo existe una extensa y diversa red de pequeños grupos que están rediseñando su estilo de vida, contribuyendo así a la creación de una nueva cultura sustentable. Nacido en el corazón de Tasmania, el concepto de permacultura se expande generando comunidades y ecosistemas cuyo diseño está basado en la observación de la sabiduría de la naturaleza y en las experiencias de culturas tradicionales sustentables.

Leer más: Permacultura: Una filosofía con los pies en la tierra

Cómo diseñar tu terreno usando permacultura

Como diseñar tu terreno usando permacultura

Finalmente tienes el terreno de tus sueños y ahora estás pensando como darle el mejor uso. Quieres usar un diseño de permacultura pero hay un problema, nadie te ha explicado como se realiza el proceso de diseño y tal vez no tienes los $1,000 USD que cuesta un Curso Certificado de Diseño de Permacultura (PDC).

Leer más: Cómo diseñar tu terreno usando permacultura