El Agua… ¡Un bien vital!

Pin It

El agua es algo que la mayoría de nosotros tomamos como algo “normal”.  Abrimos la llave y sale agua, y no hay que pensarle mucho.  Es un producto barato que tenemos disponible con sólo girar una llave en el momento que querramos. Sin embargo, éstos últimos días en la Ciudad de México nos hemos encontrado con una realidad muy diferente, abrir la llave y que no salga agua, o salga sucia, revuelta, etc. Es algo a lo que NO estamos acostumbrados, nos hace enojar, y al mismo tiempo ¡es una oportunidad para tomar consciencia de lo preciosa que es!

Fuente: http://arabuko.mx/

El agua cubre 70% de la superficie del planeta, pero sólo el 3% es agua fresca, 2% atrapada en glaciares, polos y bajo tierra y sólo 1% del agua del planeta es accesible a los humanos, animales y plantas.

Muchos temas de actualidad giran alrededor del agua: contaminación, sequías, inundaciones, lluvia ácida, derechos de las personas al acceso del agua, falta de respeto al agua, ¡ciudades sin agua! El agua en forma de nubes es una pieza fundamental en el control del clima en el planeta, así que también todo lo que se escribe alrededor del cambio climático afecta también nuestra relación con el agua.  

Viendo la historia, es impresionante ver cómo prácticamente todas las grandes civilizaciones se fundaron cerca de ríos y lagos; en nuestro antiguo Tenochtitlán, el agua era abundante,  Establecida alrededor de sus 5 lagos: el lago de Texcoco al centro, con los lagos Xochimilco, Chalco, Xaltocan y Zumpango en los alrededores, Tenochtitlán era una ciudad acuática.

Pensar en el “Río Churubusco” no sólo como una calzada… es un río (ahora entubado) por el que muchos de nuestros abuelos  o bisabuelos pasaron, se pasearon y nadaron ahí.   Igual que el Tepeyac y la Magdalena, entre otros… en otra época eran lugares bellos,  llenos de vegetación y muy limpios.

El agua y la fertilidad era abundante, y nuestros acueductos y sistemas de agua causaron gran impresión en visitantes y hasta en los conquistadores, quienes relataron historias de chinampas, acueductos y represas en sus documentos.

Como punto de comparación, hay que pensar que en la “Vieja Europa” las grandes ciudades también estaba situadas cerca de ríos pero no fue sino hasta Napoleón Bonaparte en los 1800’s que se decretó que tenía que haber una fuente de agua en cada pueblo y localidad.  ¡Una fuente!  No fue sino hasta mucho después que cada casa contara con agua corriente.  Este lujo de “agua de la llave” no tiene tanto en la historia de la humanidad.

Las grandes epidemias comienzan frecuentemente por falta de agua limpia.  1 en 6 personas en el mundo no tienen acceso al agua limpia y la gente en esas localidades tienen que pasar gran parte de su día en ir a buscar el agua que encuentren, en la condición que sea.  Hoy en día, según la Organización Mundial de la salud, 80% de las enfermedades (sobretodo en zonas marginadas) son a causa del consumo de agua sucia o contaminada.  Mantenerla lo más limpia y pura debería lógicamente ser una de nuestras grandes prioridades. Y mientras menos la ensuciemos, menos tendremos que tratarla para volverla a utilizar…

¿QUÉ HACEMOS CON EL AGUA QUE RECIBIMOS?

Ya vimos que el agua es muy importante y fundamental para la vida, así que tenemos que ser conscientes ¿para qué utilizamos hoy en día esa agua?

La mayoría se gasta en agricultura y ganadería intensiva, seguido por la industria.  En las ciudades en el consumo de las familias,   utilizamos el agua en beberla, cocinar con ella y bañarse, pero de hecho entre el 30% y 40% del agua que llega a nuestra casa (después de ser tratada, desinfectada, transportada, guardada y disponible en la llave) se usa para … ¡¡Jalarle al baño!! (¡¿?!). Increíble, pero sí, literalmente utilizamos un bien precioso y vital para alejar desperdicio y como basurero. Hoy en día esto lo vemos normal porque siempre lo hemos hecho así, pero si lo analizamos con cuidado, es una de las peores tonterías de nuestra era.  Desechamos excremento, pero también pelo que quitamos del cepillo, cenizas de los cigarros, restos de medicamentos y lo que no sabemos qué hacer con ello, ¡puf!  Mágicamente desaparece de nuestra casa echándolo al inodoro… contaminando el agua y envenenando un elemento vital.

UUUUGHHHHH ¿CUÁL ES LA ALTERNATIVA?

Si comenzamos nuestra plática sobre de la importancia del agua en la naturaleza, podemos utilizar el mismo método para ver qué sucede con los excrementos…

En el campo, todos los organismos vivos tienen productos de desecho.  Los árboles sacan oxígeno por los poros de sus hojas, los insectos de todo tipo tienen desechos que se re-incorporan a la tierra para enriquecerla.  Aves y animales de todo tipo defecan y depositan cerca de donde consumieron sus alimentos, re-incorporando esos materiales a la tierra.  En la agricultura, ¡los mejores abonos son excrementos de aves y lombrices!

La naturaleza trabaja por ciclos, y como nos enseñaron en la escuela, nada se crea ni se destruye, sólo se transforma… para mantener el equilibrio no se puede sacar y sacar de algún lado sin que se acumule otra cosa por otro.  Pero si regresamos insumos a donde los sacamos, el ciclo sigue.  

¿Podríamos regresar lo que extraemos de la naturaleza para que pueda completar su ciclo?  La respuesta es ¡SI!

Un baño seco compostero utiliza los procesos de la naturaleza para transformar un producto de “desecho” en humus nutritivo y fértil que se puede utilizar para  mejorar suelos de cultivo, jardines, evitar la erosión y apoyar el ciclo de producción de la tierra.

¿CÓMO FUNCIONA UN SANITARIO COMPOSTERO?  

Se utiliza exactamente como un sanitario con agua.  La única diferencia es que en vez que los desechos caigan en una cama de agua, caen en una cama de materia orgánica (aserrín, tierra, etc.) y se cubren completamente.  Esto evita cualquier problema de insectos, olores, humedad, etc.

La magia de la naturaleza funciona y al final de 3 meses el producto que queda es aproximadamente ⅓ del volumen original y es perfectamente inodoro, libre de patógenos y ¡equivalente a lo que encuentra uno al escarbar en un bosque!  

Es posible utilizar un baño compostero en un apartamento, casa, jardín, parque, casa móvil y también se pueden utilizar en cualquier lugar donde no haya infraestructura de drenaje.

Así que es hora de cambiar como pensamos en cuidar el agua y en como utilizar los ciclos de la naturaleza para nuestra ventaja y la suya.

 

Por: Paty de la Garza / Es fácil ser Verde

15
Dic
Salon Santa Anita en el Hotel MM
-
Puebla, Pue.

15
Dic
Cuernavaca, Morelos

15
Dic
Tlayacapan, Morelos

18
Dic
Huerto Comunitario ECOeducativo Saucito
-
San Luis, S.L.P.

21
Dic
Granja Tierramor
-
Erongarícuaro, Michoacán

21
Dic
Permaverde
-
Apaseo el Alto, Guanajuato

22
Dic
Espacio Escultórico
-
Comala, Col., Mexico

27
Dic
Las Cañadas Bosque de Niebla
-
Huatusco, Veracruz

29
Dic
Casa Espora
-
Toluca, Edo. de México

30
Dic
Parque Elektra
-
Col. Puebla, CDMéx

05
Ene
Colegio Superior de Gastronomía Leonardo Da Vinci
-
Morelia, Michoacán

06
Ene
Vía Orgánica
-
San Miguel de Allende, Guanajuato

12
Ene
JOMU. Centro de Permacultura
-
El Oro de Hidalgo

17
Ene
IPAC
-
San Luis Potosí, S.L.P.

18
Ene
Granja Tequio
-
Atlixco, Puebla

21
Feb
Casa de Maíz
-
Valle de Santiago, Guanajuato

08
Mar
Rancho Cacachilas Mountain & Bike Hub
-
El Sargento, Baja California